opciones alternativas

Sabemos lo difícil que puede ser tomar una decisión frente a este diagnóstico. Sobre todo cuando le dicen una cosa aquí y otra cosa completamente distinta allá.

Nosotros queremos que haga lo mejor para usted y para su salud, para recuperar su salud. Por ello, debe decidir sobre información sólida y segura.

La medicina convencional ¿Qué nos ofrece para el cáncer?

Los tratamientos convencionales son básicamente tres: Cirugía, Radiación y Quimioterapia.

Estas terapias se practican en todos los hospitales del mundo desde hace décadas y a pesar de su amplio uso:

  • No tienen los efectos deseados a largo plazo.
  • Muchos efectos secundarios.

La razón por la estos procedimientos no funcionan en el largo plazo, es que no tratan la raíz del cáncer y a menudo solo hacen que la enfermedad regrese en forma más severa y más agresiva.

La diferencia entre la medicina convencional y las terapias alternativas o complementarias es que, mientras la primera lucha contra el cáncer, la segunda favorece la salud, mejorando la calidad del entorno celular, y en un entorno celular sano, no hay lugar para el cáncer.

Las terapias complementarias o integrales para el cáncer se combinan la medicina convencional para lograr:

  • Mejor efectividad
  • Disminuir efectos secundarios
  • Mejorar la calidad de vida